Prevención y control de infecciones respiratorias agudas


Prevención y control de infecciones respiratorias agudas



Las infecciones agudas de vías respiratorias son padecimientos que afectan muy frecuentemente a los niños y son causados por virus o bacterias. Los microbios entran al organismo a través de la nariz o boca, cuando una persona enferma estornuda o tose frente al niño, sin cubrirse la boca, o bien, por comer o beber alimentos o líquidos contaminados con la saliva de un enfermo.

Las infecciones respiratorias en los niños presentan las siguientes manifestaciones: nariz tapada con moco, dolor y salida de líquidos del oído, garganta roja o con puntos blancos y tos.

Es importante prevenir que los niños se expongan al contagio de estos padecimientos, que pueden agravarse si su hijo tiene como antecedentes:

Bajo peso al nacer
No se le dio lactancia materna o la recibió en forma muy limitada

Desnutrición
Vivienda con malas condiciones de higiene y ventilación
Que duerman más de cuatro personas en la misma habitación
Para prevenir que su hijo enferme frecuentemente de infecciones respiratorias agudas asegúrese de que cuenta con todas sus vacunas de acuerdo con el esquema establecido para su edad, evite fumar o que otros fumen cerca de él; evite los cambios bruscos de temperatura; no permita el contacto con personas enfermas de infecciones respiratorias; ofrézcale alimentos como zanahoria, mango, naranja, guayaba o limón, por su contenido de vitaminas A y C.

Cuidados que debe darle al niño cuando tenga tos y catarro

  • Déle abundantes líquidos durante todo el día, esto permitirá que elimine más fácilmente las secreciones
  • No permita que deje de comer
  • Límpiele la nariz con un trapo o pañuelo limpios, si tiene moco espeso póngale gotitas de agua con sal para lubricar y facilitar la limpieza
  • No fume dentro de la casa
  • No queme leña o carbón en la habitación en la que esté el niño
  • Cámbielo frecuentemente de posición mientras esté acostado
  • No exponga al niño a los cambios bruscos de temperatura y a corrientes de aire
  • Si el niño tiene una infección respiratoria aguda y presenta alguno de los siguientes signos y síntomas de alarma, llévelo de inmediato con su médico
  • familiar o al servicio de urgencias más cercano.
  • Come poco o rechaza el alimento
  • Calentura por tres días o más, piel fría y sudorosa, pus en la garganta o en los oídos
  • Llanto continuo, decaimiento y somnolencia o dificultad para mantenerse despierto

*Dificultad para respirar o respiración muy rápida, color azulado o morado en la piel alrededor de la boca y en las uñas *Proporciónele los cuidados que el médico y el personal de salud le recomendaron y déle los medicamentos en la forma y tiempo indicados, si no mejora acuda nuevamente a su Unidad Médica.

imagenes de jesus recetas para cocinar